Presidente Electo


Entrevista a Cristian Rudloff, presidente electo ChileRugby: "En épocas anteriores había mayor conexión de los clubes y los jugadores con la Federación, hoy eso se perdió”
Por Felipe Cáceres, Periodista Deportivo.

www.periodismo-rugby.cl
Instagram: @periodismorugby.cl

Iniciamos este sitio con un camino trazado y una tarea pendiente en el mundo del rugby chileno: generar opinión pública para un deporte que por tradición, entusiasmo y sacrificio se lo merece. Este sitio tiene como propósito dar a conocer todo lo relativo al rugby chileno. Un espacio para la verdad, directo y objetivo. Partimos en un mayo esperanzador, en donde se eligió al nuevo directorio a cargo del rugby chileno. En la previa conversamos con Cristian Rudloff, el nuevo presidente electo de Chile Rugby.



-La conversación es a distancia, por Skype, la tecnología lo permite. Luego de un mes de seguimiento pudimos conversar y llegar a la fecha plazo. Un hombre ocupado pero de promesas. Así parte esta entrevista-.



"No puedo describir todas las motivaciones que tengo para hacerme cargo de la federación. Es algo en lo que he trabajado desde siempre. Desde que me puse a jugar rugby que me apasiona este deporte. Siempre he estado involucrado en algo más que jugar". El relato es de Cristian Rudloff, un árbitro que quizás usted no conoce, que empezó a jugar rugby en 1995 en la universidad. Que está ligado al Club Alumni de Santiago sin ser ex alumno del Santiago College y que tuvo su primer contacto con el rugby en la PUC, la Pontificia Universidad Católica, lugar en donde se graduó de Ingeniero Civil Industrial. Hoy, Cristian Rudloff, casado, tres hijos, alto ejecutivo y dirigente de la asociación de Rugby de Santiago, es el nuevo presidente por consenso de la Federación de Rugby de Chile y lo será por los siguientes cuatro años: "Entré al rugby por amistades. Me hice amigo de varios compañeros que jugaban rugby, me invitaron a jugar y me apasionó de inmediato, hice el curso de referato para aprenderme las reglas y desde ese momento que no he dejado de estar ligado."



Attaché de cuanto evento organizó la Feruchi a fines de los 90 (asi se llamaba Chile Rugby en ese entonces). Un joven Cristian Rudloff de 20 años, recuerda con nostalgia una época en donde la Federación de Rugby de Chile era un organismo más cercano a sus rugbistas: “Desde que me puse a jugar no dejé de aportar en todas las áreas posibles. Luego vino el arbitraje. Jugaba los sábados, arbitraba los domingos. Siempre se estaba disponible a colaborar en el desarrollo del juego. Por cansancio pedía que me dieran tareas para colaborar, por ese entonces, existía una buena organización. La federación confiaba mucho en los clubes y en los jugadores, había una mejor conexión y se le pasaba la responsabilidad de organizar a los clubes. Eran tiempos donde permanente se andaba buscando gente para colaborar, una diferencia bastante importante de cómo ha sido los últimos años la organización del rugby chileno. El contacto y la comunicación entre los clubes y los jugadores con la federación, tiene que ser mucho más fluido si queremos ser capaces de crecer.”.



Chile Rugby hoy en día es un organismo que ha perdido cercanía con su gente. El rugby chileno vive hoy una crisis competitiva, de resultados, pero sobre todo de piel. La camiseta no solo pesa en la cancha, sino que cuesta ponérsela afuera. Recabando en redes sociales, conversando con la gente del rugby, afuera, dentro de la cancha, las viejas generaciones y también las nuevas, la gran mayoría concuerda en una perspectiva: el desarrollo se ha estancado y qué a pesar de haber más participación, hemos dejado de ser competitivos. Más, no hay autocrítica. 



Cristián Rudloff hoy tiene la difícil misión de reencantar un rugby chileno fisurado y construir una plataforma que responda a la demanda. “En Chile el rugby creció de una manera impensada”; “Si tenemos falencia es porque alguien se ha dejado estar”. Responsabilidades cruzadas. Desde las asociaciones disparan a la federación y viceversa por no dar la talla. “Hay fallas que a simple vista no se ven”. Nos comenta a la distancia el hoy ya nuevo presidente electo. En periodismo-rugby.cl Conversamos con él, largo, directo, sentados bajo la misma tribuna, buscando respuestas a los temas que nadie quiere conversar.

“Nosotros siempre hemos creído que somos un poco el centro del mundo y que somos buenos, pero hay muchos países que tienen la misma tradición rugbística que nosotros o incluso mayor con los que nosotros nunca nos hemos medido”


Definiendo un rumbo perdido


¿Cuál fue la mejor época que le tocó ver del rugby chileno?

“La época en la que he visto mejor rugby, claramente fue entre el 98 y el 2002. Esa fue una época en donde los seleccionados de Chile, incluyendo los menores tenían resultados extraordinarios. Las selecciones menores jugaban permanentemente en primera división (a nivel mundial). Recuerdo el Mundial Juvenil del 2001 o cuando se le ganó a Escocia el año 98. Después de eso empezamos a bajar, no volvimos a subir y nos quedamos estancados. No sé, si empeoramos nuestro nivel, creo que todo sigue bastante parejo o incluso se juega con mejor nivel de juego que esos años, pero el rugby mundial ha cambiado y eso es donde hemos sido incapaces de evolucionar. Se hizo profesional, nosotros no”.

¿Qué es lo que ha cambiado?

Siempre nos hemos querido comparar con otros en lugar de desarrollar nuestro propio potencial. Hemos sido soberbios de no tomar experiencias positivas de otros y adaptarlas a nuestra realidad. Hay reticencia al cambio. Haber vivido fuera de Chile y haber conocido jugadores de rugby de todas partes del mundo me mostró una realidad más amplia de este deporte. Nosotros siempre hemos creído que somos un poco el centro del mundo y que somos buenos, pero hay muchos países que tienen la misma tradición rugbística que nosotros o incluso mayor con los que nosotros nunca nos hemos medido. Siempre nos hemos querido medir con Argentina, país que tiene una tradición y penetración rugbística distinta, mucho mayor y nos hemos querido comparar con ellos. Chile no es Argentina. Además, hay otro problema, nosotros creemos que tenemos tradición comparativamente, pero estamos lejos que lo que ha tenido Hong Kong que era una colonia inglesa o en Japón, que desde antes de la Primera Guerra Mundial, el rugby fue introducido a las escuelas matrices de las fuerzas armadas como deporte clave para la instrucción militar. El rugby japonés es gigantesco. La estructura del rugby en Japón es muy parecida a lo que estamos acostumbrados a ver en Argentina. Hay mucha vida de rugby de club. Mismo caso en China, antes de la revolución cultural había una gran influencia del rugby inglés, estadounidense, de los franceses. Ahora de la mano del olimpismo, estallaron los recursos, Alemania y otros países del olimpismo, también son un ejemplo”.


Seleccionado de 1998, en la memoria de muchos


¿Qué nos ha faltado para volver a estar a la altura?

“En la medida de que no seamos capaces de involucrarnos en la búsqueda de una solución, vamos a seguir siendo más de lo mismo. No hemos sido sinceros ni capaces de identificar hacia donde queremos ir ni que necesitamos para llegar a ese donde. Hay una desconexión total de que necesitan uno, el otro, de las realidades que existen y hacia dónde queremos ir. Necesitamos estar conectados con nuestra realidad. No podemos dejar de lado al potencial jugador del norte, por ejemplo, que tenga potencial para estar en la selección. ¿Pero como hacemos que pueda llegar a jugar a la selección? Es eso lo que nunca nos hemos sentado a conversar. El rugby se desarrolló más fuerte en Santiago, Viña, pero que ocurra en otros lados esa planificación tiene que existir. Esa voluntad tiene que existir y esa bondad de parte de todos tiene que existir porque los recursos son limitados. Siempre nos vamos a ver enfrentados a priorizar una cosa en vez de otra en algún momento y la hora de tomar la decisión tenemos entre todos decir, esto es para el bien de todos los rugbistas chilenos”.


“Las asociaciones son las mandantes"


¿Cuál es rol que la federación debe asumir? ¿Alinear, estimular, regular?

“Claramente no hemos sido capaces de involucrar y exigir a la federación un plan nacional para el rugby chileno, pero también aportar para que se cumpla. Es muy poca la gente. Somos buenos para demandar, pero a la hora de buscar gente que se involucre para el éxito de los proyectos, nadie se ofrece. El rugby en Chile ha crecido una forma impensada veinte años atrás. De la mano de gente que le gustó, lo vio, que lo encontró entretenido, que lo vivió en las universidades, en el colegio, por amigos, un sinfín de casos. Creció de una forma muy rápida producto de que el rugby genera pasión, disciplina, compromiso. Con el equipo de trabajo que armamos llevamos un tiempo trabajando desde Arusa y generando puente con otras asociaciones. Sabemos que el futuro va a cambiar porque trabajaremos con transparencia para que las cosas se hagan. Si hubo desconexión ha sido culpa de todas las partes, por un lado, la federación que la eligen las asociaciones y esta los clubes y a ellos los jugadores. Las asociaciones son las mandantes. Si tenemos falencia es porque alguien se ha dejado estar en ese camino. En general lo que ha pasado es que no ha habido una demanda real por querer ser parte de la federación. La falta de compromiso es un problema transversal, pasa en los clubes pasa en las asociaciones. Faltan dirigentes, gente líder capaces de sumar, así como también hay dirigentes malos que quieren tomar decisiones eternamente. Falta que los jugadores sigan comprometidos administrativamente cuando dejen de jugar. Necesitamos mejores referís, preparadores físicos, dirigentes y un montón de detalles de estándares internacional. Los rugbistas hemos fallado con el bien común. Es la federación la que debe estimular, abrir estas puertas, porque estamos desconectados”. 

“Queremos implementar un plan de desarrollo y de acción donde todos se sientan parte del rugby chileno”


Jorge Araya actual Presidente Chile Rugby y Cristian Rudloff, presidente electo / Foto: Instagram Rugbychile.cl

El seleccionado chileno de rugby XV no gana tres partidos oficiales seguidos desde hace 4 años. En la última década han sido 62 test matchs disputados, de los cuales 42 se han realizado en los últimos cuatro, precisamente desde que se implementó el Americas Rugby Championship (ARC), allí la herida comenzó a florecer. Jugadores que van literalmente al sacrificio y una lista larga de coaches que asumen y se van son un poco la evidencia de la falta de un plan maestro que catalice el fenómeno de la masificación y el acceso a los test matchs. Es la gran crítica a las anteriores administraciones y sobre todo al actual directorio que dejará las riendas de la casona ubicada en el Parque Mahuida de La Reina. Son momentos de cambios.

¿Cuál es el mayor legado que le deja la administración que se va?

“Lo que más rescato de la actual administración es haber tenido el coraje de decir que sí ante la oportunidad de tener mayor participación en competencias internacionales teniendo la estructura que se tiene hoy. Fue una decisión bastante riesgosa que ha generado problemas internos en la disponibilidad de recursos y el nivel de deudas, pero había que decir que si y dijeron que sí. Hoy Chile tiene más partidos de que los tenía antes y va a tener más de los que tiene ahora, pero de la mano de eso no hemos cumplido con los compromisos que hemos adquirido con World Rugby para tener estructuras profesionales y lograr ese potencial internacional. Tenemos gente, pero muy poca gente trabajando full time. Tenemos partidos internacionales y los estamos armando con apenas semanas de anticipación siendo que debería ser parte de un calendario consolidado, con un trabajo previo mucho mayor con los gobiernos regionales, con las asociaciones. Donde se pueda sacar provecho real de un largo plazo”.


Planificación y administración


-Sin planificación se planifica el fracaso. Lo que no se mide no se puede mejorar. Administración total. Plan maestro. Decisiones a cuatro paredes-. Frases que se repiten. La gente reclama. Cualquiera sea el concepto, Cristian Rudloff invita a conocer su plan estratégico. Una modestia que debería marcar el perfil de quienes van a encarar la nueva administración, como dice el título del borrador: “inspirar al rugby chileno a crecer”.

El proyecto, en papel, un borrador de 30 páginas, es una radiografía de pies a cabeza de lo poco que existe y lo mucho que se pretende ser: Estructura desorganizada, recursos escasos, público escaso, seleccionados que van al sacrificio como platos desechables a cada una de las giras; calendarios incompletos, desconfianza financiera, mediática, foco inseguro en el corto plazo, baja integración tanto a mujeres como a niños, capacitaciones sin un eje conductor que quedan en nada, todo eso, es parte del principal diagnóstico. Los cambios por lograr son demasiados y aterrizar esas ambiciones, será el principio de un “gobierno corporativo” que buscarán implementar los nueve directores liderados por Rudloff. “Una gran diferencia con lo que existe hoy es que cada asociación tenga acceso libre y permanente a la información deportiva, financiera y seguimiento del plan estratégico”. Resalta el proyecto.

¿Qué tipo de directorio buscan ser?

“Nuestro base tiene que ser la planificación. En la medida que tengamos un equipo administrativo vamos a ir logrando las metas. Ante la pregunta sobre cual tipo de dirigentes queremos ser, la respuesta es que esto tiene que ser manejado como se maneja una empresa. El rugby internacional de hoy es un producto. No lo podemos ver solo por la buena onda. El trabajo, la estructura administrativa que tenemos que generar es la de una estructura profesional rentada y full time y que trabaje el día a día y sea medido por metas. Tal pasa en cualquier empresa. No podemos seguir dependiendo de dirigentes amateurs que hacen esto por amor al arte y en su tiempo libre. Afortunadamente yo me puedo organizar en el tiempo y le puedo dedicar al tema. La gente que tiene que estar encima de la ejecución es el tag profesional. El staff, de la gerencia hacia abajo, son los que se encargan de implementar en ese plan. Nadie es imprescindible. Todos somos necesarios para levantar recursos y desarrollar el rugby de una mejor manera, pero tenemos que evaluar a la gente por su desempeño. Si hacen bien la pega, bienvenido y si la hacen mal hay que buscar nuevas personas. Tener una administración de excelencia, significa pagar buenos sueldos, tener responsabilidades claras, descripción de cargos escritos, planificación escrita. Significa también que los que colaboren sepan donde trabajar y en que colaborar. Tampoco ha habido claridad en el requerimiento de la ayuda y termina siendo todo, una cuestión muy genérica, la gente no sabe que hacer a veces”.


Nuevo directorio 2019-2023 / Foto: Instagram RugbyChile.cl


El proyecto del nuevo Chile Rugby que asumirá este 2019, tendrá un desarrollo estratégico que se podría resumir en tres grandes cambios en la forma de hacer las cosas: 1. Crear un sistema de liderazgo profesional en Santiago, pero monitoreado también en las regiones. 2. Trazar un camino que vierta a las asociaciones de conocimiento y que ponga al jugador de rugby como objetivo principal. La sed de conocimientos: generar gente calificada en los clubes, en los centros de altos rendimiento, en la detección de talentos, en el día a día de cada asociación. 3. Crear sistemas de apoyo a nivel país y a nivel zonal que integren una gestión nacional de excelencia. Precisamente, -el macro país-, la gran temática que tiene al país ovalado en desacuerdos: descentralización, la fisura clave.


“Somos un país largo, tenemos distintas formas de entender y vivir el juego, hay distintos biotipos que son complementarios, recursos y viceversa, hay que ser capaces de formar de forma individual y conectada”


Integración para el rugby de mujeres, niños y a las regiones es el nuevo desafío la federación / Foto: Chilerugby.org


Descentralización



¿Qué significa para usted la descentralización del rugby?

"Somos un país largo, tenemos distintas formas de entender y vivir el juego. Hay distintos biotipos que son complementarios, recursos y viceversa, hay que ser capaces de formar de forma individual y conectada. Un tema que recibe mucha crítica y real es que la mayoría de los seleccionado son de Santiago. Pero ocurre porque el alto rendimiento exige que se esté entrenando todas las semanas, hay que juntarse, tiene que haber seguimiento de todo tipo, si no se está encima, es difícil ver a los que están, hay que estar monitoreando lo que hagan. El no estar en Santiago hace que no puedas ir. Hoy la selección se resuelve con gente que está solo en Santiago. Si bien hay jugadores de Concepción, Viña del Mar, Antofagasta, hay un sin número de jugadores entremedio que no han tenido la oportunidad de mostrarse, desde las distintas competencias de Chile para demostrar que puedan estar. Sean o no de clubes que quizás nunca van a estar en primera división. A ellos, tenemos que darles oportunidad de desarrollo de alto rendimiento, sean de donde sean porque hoy están desconectados. Si nosotros somos capaces de desarrollar eso, le daremos la oportunidad a cualquier club y las herramientas a edad temprana a un jugador biotipo”.

¿Cómo transformar la problemática de la centralización en ventajas competitivas?

“Necesitamos y queremos implementar un plan de desarrollo y de acción donde todos se sientan parte. No significa que obligatoriamente haya un jugador de Punta Arenas o Arica en la selección, pero sí que se sientan parte del desarrollo. Y eso se logra con participación. Por ejemplo, si queremos hacer un centro de alto rendimiento en Arica, las decisiones tienen que estar apoyadas por la gente. Nuestra implementación estratégica esta en las Unidades Zonales de Desarrollo”.

¿Que son las unidades zonales de desarrollo?

“Son un upgrade de los CER (Centro de Entrenamientos Regionales). Identificamos que hay que tener cuatro centros de alto rendimiento lo antes posible en Chile: Antofagasta, Viña, Santiago, Concepción. Ejes principales en donde el rugby se ha desarrollado más. Es indispensable para el desarrollo el rugby chileno. Nos lo exigen las bases. Debemos permitir que los jugadores con potencial no tengan que venir a Santiago a entrenar un lunes a las 6 de la mañana, puedan entrenarse en sus ciudades o más cerca de sus ciudades. Es algo que nos lo pide World Rugby también. A estas alturas y que fue lo que lo que se conversó en la reunión de Miami la semana pasada (Congreso de World Rugby realizado en mayo en Miami.USA), es tener que desarrollar el High performance, si como país no desarrollamos un High Performace, nos vamos a quedar afuera de todo desarrollo regional. El tema de los CER, sonaba como un lugar para ir a entrenar, lo que queremos nosotros es generar centros de desarrollo en zonas de influencias. ¿Como hacerlo? A través de esta figura con nombre raro”.

Suena muy técnico y prometedor…

“La idea es que cada unidad tenga su unidad deportiva y administrativa. Una columna vertebral en cada zona: un gerente, un asistente, un encargado de comunicación, de referato, un jefe área médica. Staff administrativo. Cada unidad se tiene que auto gestionar, pero alineada a las políticas deportivas federación. Que generen recursos propios, públicos, a nivel regional, sponsors regionales. Eventualmente a un mediano o largo plazo, que estas cuatro unidades se conviertan en una franquicia y tengamos cuatro equipos profesionales y no solo uno. Esto es un objetivo macro, pero que debe ser consensuado”.

¿Cómo cambiar el switch?

“Lo primero alinearse y generar un calendario nacional. Uno de los problemas es que Arica tiene un calendario, Antofagasta otro, La Serena otro, Santiago otro y así etc. Generar una competencia inter asociaciones, como el Torneo Nacional de Asociaciones (TNA), ante esa nula coordinación en el calendario de competencias es imposible. Necesitamos generar esa ventana y hacerlo ordenado. Lograr que jueguen los mejores de cada asociación y luego un siguiente filtro con unidades de rendimientos zonales. Hacer el TNA bien estructurado es clave. Esa conversación de hacer un calendario unificado no se ha dado. Pero el calendario oficial debe ser uno. El de Seven es otro, los bloques con cada competencia local otro. Por el lado de la descentralización para generar oportunidades el camino es capacitar, capacitar y capacitar. Tener educador en todas las asociaciones, que haya seguimiento, para que esas personas que el día de mañana estarán a cargo de educar van a entregar un rugby mejor. La mayoría que enseña ha sido autodidacta, buscando información por ahí, por allá, pero no porque han sido parte de una política de capacitaciones. Los Super Week y esas cosas y que hoy existen hay que agrandarlas y hacerlas en todas las asociaciones”.



El rugby de las regiones está unido y tendrá fuerte representación y protagonismo en el próximo directorio.



Presencia en los medios: “Hay fallas que a simple vista no se ven”


La entrega del mensaje va a ser factor clave en la gestión del éxito de cualquier propuesta que haga el órgano de la federación. El rugby en los últimos años ha estado marcado por un interés mucho mayor. La oferta tecnológica de la RRSS ha acercado la realidad del rugby chileno a un público mucho más interesado y crítico. El 22% de rendimiento de los últimos cuatro años del seleccionado nacional y los temas recabados en esta entrevista, gatillan exponer la realidad de una federación que necesita y busca ampliar la cobertura en medios tradicionales y digitales. Generar interés público, es solo el principio de un reencanto a través de los medios especializados de rugby, quienes de haber sido más agudos en los últimos años habrían expuesto a Chile Rugby en demasía.

Cuatro son los medios activos que cubren solo rugby el país. Hoy casi únicos responsables de que exista circulación de fotos, resultados, estadísticas y feedback de manera regular con los propios rugbistas. (Rugbiers.cl, RevistaCLRugby, RugbyChile.cl, Rugbyactualidad).  Sin embargo, "una barrera mediática se construyó sobre la federación, nunca ha sido fácil de publicar", nos comentan. “Hay fallas que a simple vista no se ven”, nos explicaba Rudloff cuando hablábamos de implementación. Hoy miraremos con lupa los cambios que se vienen de una vez.

¿Cómo será el vínculo con los medios de rugby?

“El vínculo con los medios es algo complejo porque primero hay que sentarse para que todos se amisten. Si necesitamos ser capaces de definir un camino como federación, con los medios es lo mismo. La parte mediática es crucial. No existe actividad en el mundo que no sea susceptible a que todos la conozcan. Son los medios los que nos dan visibilidad. Son las que nos van a permitir tener más o menos recursos, son los que nos van a permitir que la gente se sienta parte del proyecto, ya sea porque el hijo de alguien fue a una capacitación, o porque el amigo alguien tuvo una oportunidad de ir a una clase de rugby, o que la Fundación Rugby Para Todos cumplió con su objetivo o que la misma federación cuente que ha cumplido alguno de sus objetivos potenciales. Si bien son ejemplos, esas son las cosas que tenemos que ser capaces de mostrar. Si no estamos constantemente mostrando lo que estamos haciendo, empieza la crítica, porque no se sabe lo que se hace”.


Chile 7s: El equipo que ha sabido de éxitos. Construir lo mismo a nivel XV, es una de las metas de Chile Rugby. / Foto: Chilerugby.org

Sudamérica Rugby y la Franquicia



Un trabajo que solo ha recibido aplausos ha sido el realizado con el 7s, con resultados que han acompañado, con rostros definidos y una audiencia fiel cada vez que juegan. Cuatro semifinales en Hong Kong y una vitrina en el Mundial de 7s abrieron el apetito de la pequeña pero prometedora industria entorno al rugby chileno."Para poder pagarle un sueldo a un jugador, antes debe haber una estructura administrativa profesional que le de todo el apoyo".  Hoy vivimos un profesionalismo marrón, ese que solo paga algunos (entrenadores, referís, kinesiólogos, por nombrar algunos). 

El Seven ha sido un botón de muestra de que el rugby es una industria que necesita más marketing, más medios, más prensa y más redes sociales. En cuanto a imagen un gran legado de la última administración fue el trabajo realizado por la Agencia Janeiro, que también está a cargo de la imagen corporativa de Sudamérica Rugby. Puntos que se unen pero que son relativos a  todo al proceso profesional de la franquicia, el tema de moda, que tocará asumir a Chile Rugby a partir del próximo año.

El nuevo presidente electo de Chile Rugby, con la plana mayor del Sudamérica Rugby, en el pasado Congreso de World Rugby realizado en Miami.FL.



¿Qué podemos saber de la franquicia profesional de rugby?

"La franquicia es algo que Sudamérica Rugby (SAR) ya lanzó. Serán 6 equipos en una primera fase y Chile tiene la primera opción de tener uno de esos equipos en la medida que Chile Rugby haga el trabajo rápidamente. Será un cambio cultural para que los mejores jugadores puedan dedicarse al rugby de manera profesional. En dos semanas más se define bastante en una reunión que habrá con SAR. No se puede profundizar mucho, es noticia que se ampliará en los próximos días".


“El elástico está suficientemente estirado, si no hacemos las cosas bien se va a cortar literalmente”



Hace seis meses, Jorge Araya, actual presidente de Chile Rugby y Dalivor Franulic, Director Deportivo de la Federación, decían en una entrevista en CL Rugby, que Uruguay y Brasil “son socios estratégicos más que rivales”. ¿Cómo se puede entender que un socio obtenga resultados primero o más rápido que el otro? ¿Como es la relación con Sudamérica Rugby?


"Con Sudamérica Rugby y la World Rugby (WR) principalmente, tenemos todas las posibilidades abiertas. Depende de nosotros y siempre ha sido así. World Rugby apoya a los países que tienen pro actividad, un ejemplo es Colombia con las políticas que han desarrollado. Tienen el apoyo de WR porque han presentado proyectos con pies y cabeza, con apoyo político, bien ordenado y con estructuras profesionales. Sí nosotros hacemos lo mismo, tendremos el apoyo de ellos. Tenemos que validar nuestro trabajo haciendo las cosas bien. Los resultados deportivos a la World Rugby les importa pero no es lo fundamental para ellos. Primero quieren ver estructuras solventes a largo plazo. Puedes tener equipos que ganen partidos, pero si no hay nada de debajo de eso, es pan para hoy hambre para mañana, eso no es lo que buscan. Buscan apoyar a quienes hacen proyectos sustentables. Sobre todo proyectos de High Performnce (desarrollar el deporte al máximo nivel). Prueba eso lo que están haciendo Alemania, Brasil y España que demostraron que está haciendo el trabajo, con resultados algunos buenos y otros mas o menos, pero están apoyados".

Los resultados, han sido el hervidero y principal foco de las criticas. ¿Como se puede convivir con esa constante presión? ¿Cómo lo entiende Sudamérica Rugby o la World Rugby?

"Existe presión y siempre va existir de parte de World Rugby y también de SAR, porque la expectativa que tienen todos sobre el desarrollo potencial de Chile siempre han sido altas. Somos un país política y económicamente estable, entonces nadie se explica como eso no se ha traducido a nuestro desarrollo rugbístico y de como no hemos sido capaces de levantar spornsors ni desarrollar estructuras. La presión es más en la parte administrativa, esa es la presión, lo que esperan de nosotros afuera es que realmente demostremos que estamos trabajando en pos de tener ese desarrollo primero. Son importantes los resultados deportivos pero no es lo mas importante. Internamente si importan, porque somos un país exitista, y es algo con lo que debemos saber trabajar, es una presión más interna que externa. Si las cosas las hacemos bien nos van apoyar, si las hacemos mal simplemente nos dejarán de apoyar. El elástico esta suficientemente estirado, si no hacemos las cosas bien se va cortar literalmente".


Foto: Flickr Chile/Rugby- Victor Montalva / www.chilerugby.org

Contacto: periodismo.rugbycl@gmail.com
Instagram: @periodismorugby.cl




Comentarios

Entradas populares