Estadios de primera, regiones de segunda

Imagen para no olvidar: alto rendimiento entendido en su totalidad y el rugby de cada día, juntos de la mano. Acierto fotográfico de Max Aceitón  / Foto: Instagram Fotogramax

llegó el día. El seleccionado chileno de rugby, “Los Cóndores” con el entrenador uruguayo Pablo Lemoine a la cabeza, inició su ruta hacia un rugby más competitivo y con mayor identidad nacional. Se dice inició, porque ocurrió por primera vez fuera de Santiago, en donde más se necesita. Protagonismo es lo que buscaban las provincias y se les dio. En Valparaíso, el estadio Elías Figueroa, que de nombre lleva al quizás mejor futbolista chileno de todos los tiempos, marcó un hito para el rugby de las regiones. Chile fue derrotado ajustadamente 11-27, por Rumania, un ex equipo mundialista, de peso, con historia, exigente pero que va a la baja y que a Chile trajo un plantel que busca recuperar jerarquía internacional, tras quedar descalificado de la RWC de Japón y haber vivido en 2018 uno de los peores años competitivos que recuerde. 

El frágil rugby chileno aplaude, y no solo por la renovada actitud de Los Cóndores ayer en Playa Ancha, la rigurosa defensa de los seleccionados hace ya dos partidos, el protagonismo de Santiago Videla, la presencia de Ramón Ayarza, el rendimiento de Julio Blanc o haber superado las proyecciones de un encuentro que en la previa hablaban de una diferencia de más de 25 puntos. Se celebra, porque como nunca las regiones van de la mano con el alto rendimiento.

En la quinta región, Chile, albergó el Test Match frente Rumania y en menos de una semana hará lo mismo con España, en Curicó. Todo esto, mientras en las blindadas paredes de la federación se siembra la semilla de un rugby cada día más competitivo, con el anuncio de una franquicia profesional chilena en la Liga Sudamericana de Rugby (LSAR) en 2020. Ante el desafío, la maquinaria gruesa de Chile Rugby salió a probar y necesitó a las siempre huérfanas regiones para avanzar. La expectativa fue grande, aun así a Playa Ancha no llegaron más de 2500 personas y el streaming de la transmisión oficial en CDO no superó la barrera de los 1000 espectadores en vivo. 

Disputado, parejo, intenso partido brindaron chilenos y rumanos en el "Playa Ancha" de Valparaíso, V Región Chile. / Víctor Hugo Montalva @victorsportsnews

Chile este 2019 ha disputado nueve encuentros. Cuatro en territorio nacional. En enero, los dos primeros por el Americas Rugby Championship (ARC) fueron en el Santiago Bueras de Maipú, un estadio de madera, antiguo, pero con césped ideal y con acceso al Metro. Gestiones de último minuto de Cristian Rudloff, Match Comissioner de los partidos de la selección y próximo presidente de la federación, trasladaron el encuentro desde el Municipal de La Pintana, en donde en 2018 en un histórico desafío frente al combinado de Sudamérica XV no llegaron más 300 personas. La Federación no tiene estadio fijo. La dañada cancha del CARR de La Reina, no cumple con las medidas y estándares internacionales, más, ningún equipo internacional expondría su imagen en una cancha en mal estado, dañada por la sequía, en desnivel, sin layout y sin espacio para la prensa. 

Los tiempos cambiaron. La edición 2019 del ARC rompió todos los récords de audiencia: 198 millones de espectadores vieron el torneo de la Américas, una de las regiones donde el enlace y fidelidad con los nuevos aficionados al rugby supera al promedio de otros continentes. Una cancha a la altura de la exposición digital que hoy tiene el rugby de las redes sociales es lo que se necesita, al menos para “ dar un salto de calidad a la imagen que proyecta el rugby chileno y una prueba para lo que viene”, declaraba bajo la escasa iluminación del Old Grangonian Club en Chicureo, Jorge Araya, presidente de la Federación de Rugby Chile, al streaming de Rugbiers.cl, el sitio de web de rugby con más años de servicio en el país, una vez consumada la derrota en el mes de mayo, frente Uruguay XV por el pasado Sudamericano 6N. Urge un plan de estadios profesionales para el rugby. 

Chile XV vs Sudamérica XV el 2018 en el Estadio Municipal de La Pintana / Foto: Flickr ChileRugby

¿Cómo se financia un partido de Chile? Dalivor Franulic, Director Deportivo de la Federación y hombre clave en acercar el seleccionado a regiones y también personero a cargo de la gestión deportiva de los Seleccionados, cifró en 50 millones de pesos la gestión de cada ventana internacional. Lo cierto, es que para ser parte de la pauta de marketing en Valparaíso y Curicó, cada marca interesada deberá desembolsar entre 5 millones y hasta los 10 millones de pesos. Varsovia Sports, Operador de Marketing de la Federación para tales eventos (También Seven de Viña 2019), empresa que habitualmente trabaja con Conmebol, Cruzados SA, Colo Colo (Blanco y Negro SA), ANFP y otras grandes franquicias profesionales, valorizó la rentabilidad de la ventana internacional en un 300% la operación de cada marca que busque ingresar al universo de los Cóndores. Retornos en las transmisiones en el Canal del Deporte Olímpico (CDO), pauta mediática en BioBio.cl y otros pocos medios especializados. En total 80 millones el flujo estimado para cada partido y un borderó total de 30 millones y 4 mil personas en las tribunas: Traslados, alojamientos, tres comidas diarias, crioterapia, canchas de entrenamiento, disponibilidad de gimnasio, hidratación, lavandería, tercer tiempo y arriendo de estadio son algunos de los costos producción que deben asumir Chile Rugby junto a las asociaciones regionales anfitrionas del evento, las cuales en un solo fin de semana moverán un flujo que recursos con los que podrían hoy en dia financiar 26 años de sus torneos de desarrollo, 160 streamings de sus partidos regionales o pagar hasta 3200 arbitrajes y sus respectivos viáticos. Los números mandan y son obligación: ¿Cuáles son las retribuciones, gastos y cargas sociales que involucran a cada partido de la presente ventana? Transparencia que al igual que nuestro próximo rival, es la que deberá aparecer en algún momento para que el rugby chileno no cometa los errores de gestión del pasado.   

Acercar a la selección a regiones es un hecho aislado, se celebra, pero que abre un tema más profundo en la ovalada nacional, que es la falta de un engranaje que sea capaz de integrar estas dos grandes dimensiones: el rugby de primera, con sus Cóndores y todo su establishment organizativo, que siembra el profesionalismo y oportunidades comerciales, y el del otro lado, el del rugby amateur, de bajos recursos, sin experiencia, sin planillas, ni mesa de control, pero que sigue siendo ese, de partidos que por más miserables que parezcan son y serán rugby federado. La de falta desarrollo es un problema que los negocios del rugby por sí solos no pueden solucionar. 

Pablo Lemoine / HC Chile: “Los jugadores de experiencia se hacen con los partidos, no hay ningún envase que te vendan de un jugador ya formado. Hay chicos que cometieron errores, algo que claramente les quedará marcado, y ese es el mejor aprendizaje” / Foto: Víctor Hugo Montalva @victorsportsnews


"Experiencia mejorada"

Desde la vereda de los protagonistas, el poder trabajar en recintos adecuados para el deporte profesional "fue un lujo". Desde la prensa destacaron el buen acceso al estadio, estacionamientos, experiencia mejorada para realizar la transmisión, casetas equipadas, agua, aunque no hubo acceso a internet. Algo básico. La transmisión del CDO si bien no tuvo buen rating, ha tenido en tres días 16K de reproducciones en internet. Rugbiers.cl el otro streaming habitual de la selección fue informado increíblemente un día antes que no podrían realizar la transmisión. Derechos televisivos, deslizaron desde la federación, sin más explicación. 

Desde el lado de los refs, José Ignacio Calle, árbitro de la asociación Santiago fue el ref manager del encuentro, que tuvo el silbato del cuyano Claudio Antonio. "la experiencia fue muy similar lo vivido vs lo Maori All Blacks, el tener un instalación de nivel permitió ordenar todo bastante y no improvisar tanto. A nivel del equipo de referato tuvimos tres personas en mesa de control, un cuarto y un quinto designado a cada equipo, otra persona cargo del perímetro, otro encargado del keeping y otro a cargo del TMO y yo como ref manager. Fue un trabajo bastante prolijo. Los equipos internacionales son bastantes exigentes con los horarios, con las normas, hay que estar en un nivel internacional y no solucionar los problemas ahí mismo"; "Estamos mirando de reojo lo que pasará con la franquicia, hay un equipo grande de personas trabajando desde Arusa. En tres semanas más se viene otro desafío: el clasificatorio de Seven a Tokio 2020". 

Foto / Fco. Fuenzalida
Por Felipe Cáceres
Para www.periodismo-rugby.cl

Comentarios

  1. enuentro que en la V Region no se hizo la correspondiente difusión a la Categoría del Encuentro en Radios, TV, Colegios , Universidades con la debida antelación...faltó Publicidad...se desperdició un gran Evento por falta de Publicidad...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares