Rumania en Chile: un rival a la baja

Estadio Elias Figueroa Brander, de Valparaiso recibirá rugby internacional / Foto: RevistaCLRugby

Mañana juegan Los Cóndores frente a Rumania en el marco del primer Test Match de la ventana de junio. Los rumanos, equipo que fue descalificado por World Rugby de la próxima RWC 2019 de Japón por alineamiento indebido de jugadores y que ha tenido en los últimos años un paulatino descenso en el ranking europeo, tuvo una semana de entrenamientos y aclimatamiento en la quinta región, con clínica al Villa Alemana Rugby Club incluida. Urgidos de éxitos y con la moral debilitada tras un complejo 2018, Rumania viene a Sudamérica por la recuperación y por posicionamiento. Chile, un Tier 3, será la primera de sus estaciones y el estadio Elías Figueroa Brander de Valparaíso, el recinto a utilizar por la federación que ha tenido un mes de junio cargado de World Rugby, con la comentada visita de la Webb Ellis Cup y dos test match en el horizonte frente equipos del Tier 2. Ad portas del primero de los duelos, ante Rumania, dejamos un análisis del rival que tendrá Chile este sábado 8 de junio, desde las 16.00 hrs. en playa ancha.


¿Quiénes son, cuál es su realidad? La respuesta la entregan las estadísticas y Tier2 Forum, un sitio anónimo tipo "wiki" que analiza constantemente el estado del rugby de los países de ese grupo. El rugby rumano ha tenido un declive en los últimos años, dice, salvo Georgia, el rugby completo de Europa del Este van la baja, ante el crecimiento de naciones más "occidentales" como España, Alemania, Bélgica y Holanda. Lo cierto, es que los rumanos, después de ser campeones del Seis Naciones B en 2017, (División 1A de Europa) y haber derrotado a Samoa y Canadá ese mismo año, tuvieron un 2018 para el olvido: problemas federativos, acusaciones de arreglos de partidos, derrotas históricas ante rivales de talla menor, resultados deficientes a nivel junior y finalmente una deprimente descalificación a la próxima RWC de Japón, terminaron por restarle jerarquía a un equipo que hasta este año ha estado presente en todos los mundiales de rugby y que ha recibido de forma directa los recursos del programa de élite de inversión en alto rendimiento de World Rugby: un programa de desarrollo en High Performance de 150 millones de Libras esterlinas, repartidas en las veinte naciones mundialistas y otras cinco naciones emergentes, del cual España, rival de Chile en esta ventana de junio, también es parte.

La Superliga CEC Bank de Rumania. Foto del lanzamiento del profesionalismo rumano en 2011 / Foto: www.ffr.ro

El rugby rumano se hunde pero también se ha levantado siempre. El sábado se cumplirán exactamente 99 años, 11 meses y 343 días desde su primer test match frente a Estados Unidos en 1919. Una historia cargada de momento épicos y trágicos. Con base de clubes militarizados forjados en la Rumania socialista, el rugby rumano tuvo su mayor apogeo en la década del 70 y 80 con más de 120 clubes y más de 12.000 los jugadores registrados: "antes en un radio de 150 kms. podías encontrar hasta 40 clubes de rugby, hoy apenas 5", reclama un jugador Drácula Old Boys, un particular club de seniors, que como en todos lados viven el rugby con nostalgia. Historia pura.

El rugby rumano fue muy fuerte. Victorias frente a Francia en 1980, a Gales en 1983 y Escocia en 1984 y luego frente a Gales en Cardiff e incluso una ajustada derrota 14-6 ante los All Blacks le dieron el pase de entrada al primer mundo en la RWC de 1987. Luego vendría el inicio del profesionalismo. Pero también la caída del régimen socialista, la revolución civil y el asesinato de Florica Murariu, tercera línea combativo, capitán del seleccionado, enviado a las barricadas igual que muchos rugbiers durante el conflicto; símbolo del rugby rumano, 68 caps, tomado preso y torpemente asesinado. Un museo a la salida de su club el Steaua Bucarest, lo recuerda: el espíritu del rugbier rumano. Desde entonces, al igual que Chile, sobrevivir a un rugby moderno cada vez más tecnócrata y competitivo ha sido el mayor desafío de Los Robles, como se le apoda al para nosotros desconocido equipo que tendremos en Valparaíso.

Florica Murario, símbolo del rugby rumano QEPD.

Mañana en el cerro Playa Ancha, estarán presentes dos jugadores de la última generación exitosa del rugby rumano. Mihai Macovei y Florin Vlaicu. Uno forward y otro centro. Ambos miembros del plantel campeón juvenil del Mundial B en 2004 y que juntos en adultos suman hoy 193 caps. Íconos de una generación que sumó más de 570 caps en la última década y que fueron el sostén de un competitivo seleccionado adulto en los últimos dos mundiales de Nueva Zelanda 2011 e Inglaterra 2015.

Hoy Rumania se envejece y pierde expectativas en sus juveniles. Fuera del top ten de los M18 de Europa desde hace 9 años y fuera de los top ten de M20 hace casi cuatro, los "Little Oaks" fueron por mucho tiempo constantes animadores del Junior World Trophy y de los mundiales FIRA de antaño, sin embargo en la actualidad han dicho presente en los Mundiales B solo una vez en la última década, cuando fueron locales en 2018 y terminaron vergonzosamente en el último lugar. Derrotas por más de 50 puntos frente a Hong Kong y Namibia encendieron las alarmas: “el nivel de juego de los juveniles rumanos es una visualización de lo que potencialmente que viene a futuro; solo un milagro los volvería a meter en el top 8 adulto de Europa otra vez”, resalta el diagnóstico de Tier2 Forum. 

Posicionamiento a la baja reflejado en resultados. En rojo seleccionado adulto. / Estadistica Tier2 Forum

¿Cómo mejorar la producción si los jóvenes no rinden? Análisis que también se pueden aplicar a la realidad chilena es el como generar rendimientos sobresalientes en adultos una vez cruzado el umbral. A diferencia de Chile, el rugby en Rumania es rentado, no obstante desde la creación de su Superliga en 2011, que reúne a los ochos mejores clubes de Rumania, la solución no ha sido la esperada. Claramente el profesionalismo acarrea crecimiento de la industria del rugby y fortalece a las instituciones hacia otro nivel, pero no es la varita mágica. Se comenta en el foro: ejemplos son Georgia que domina la producción de juveniles del Europa B sin tener un rugby profesional de adultos e Italia, país pionero del profesionalismo, que ha logrado insertarse en la élite, pero sin conseguir resultados en cancha, en el juego y en lo colectivo. El rugby es un deporte de conjunto y fundar generaciones exitosas siempre ha sido la mejor receta, resalta el análisis, sobre un rival que hoy ha tenido que estirar las carreras de los jugadores al máximo de edad posible, nacionalizar jugadores y así como va la cosa, esperar que se abra un cupo más para ir a un nuevo Mundial ¿Estar o no en un Copa del Mundo es la única unidad de medida? Ciertamente no, pero si un mazazo a casi 100 años de tradición. 

Clasificaron, pero luego fueron descalificados. 2018 un año para el olvido para Rumania. / Foto World Rugby

Un plato fuerte mañana para Los Cóndores y toda la federación y también para las regiones y sus asociaciones. Chile presentará un plantel de lo mejor que puede y que ya lleva medio año de proceso ¿Será al fin el tan esperado despegue de la selección, frente a una nación que va a la baja?  "Un nuevo oponente para nosotros, un equipo que no tiene una historia tan larga en el mundo del rugby". Palabras de Marius Tincu, en el captain´s run de hoy viernes, ex del Perpignan Francés, dos veces mundialista y actual entrenador interno de los rumanos. 

Condimento físico y estirpe en el juego de forwards. Similar al juego del rugby del sur de Chile. 


Retroceso deportivo rumano 


Rumania en general ha tenido un retroceso en el desarrollo deportivo, resalta el articulo de Tier2forum. Al contrario de Chile, en cuanto participación internacional. A pesar, que siempre fue una potencia deportiva europea, basada en el desarrollo Olímpico, los números rumanos bajan. Post socialismo, la participación olímpica bajó de 172 deportistas en Barcelona 1992 a 97 deportistas en Rio 2016. La baja producción, también afectó al fútbol, deporte popular en Rumania, que tuvo estrellas en la década del 90. Incluso las famosas gimnastas han tenido dificultad para estar presentes en las más altas competencias, presenta el análisis de Deadspin, medio estadounidense especializado en reportajes deportivos. Rumania, tiene las peores audiencias de asistencia eventos deportivas de Europa y también la más baja participación deportiva de las poblaciones de todo Europa con solo 19% de los jóvenes entre 15 y 24 años y 5% de toda la población en general. 

Línea de tiempo de un rumbo perdido: (Tier 2 Forum) 
  • Febrero: Derrota con España con dotación completa. 
  • Marzo: Renuncia del coach, Lynn Howells. España es descalificado frente a Bélgica y Rumania clasifica al mundial. No obstante, se objeta su participación, acusaciones de arreglos de partidos y alineamiento indebido de jugadores, terminan por condicionar su presencia en el mundial. 
  • Abril: Torneo Europeo M20 pierde con el Holanda, gana a Bélgica. Derrota con Francia.
  • Mayo: Se confirma su descalificación a la RWC 2019. Y terminan último en el “Seis Naciones B”. Juegan repechaje con Portugal el que ganan y se cancela gira programada por Oceanía. 
  • Junio: Con la gira cancelada, hacen gira en Inglaterra frente a equipos regionales. Pierden los dos partidos. 
  • Agosto: Sueldos impagos a los jugadores de las franquicias profesionales “con la moral baja”, denuncia el Sindicato de Rugbistas “International Rugby Player”. 
  • Septiembre: Se realiza el Junior Trophy U20 en Rumania. 128 puntos en contra frente a Namibia, Hong Kong y Canadá. Ultimo lugar. Fracaso total. Thomas Lievremont es designado coach a cargo del proceso a Francia 2023. 
  • Noviembre: Se retira el jugador, Valentin Ursache, capitán histórico del equipo rumano y caen por primera vez ante Uruguay, primer Sudamericano no argentino. 
  • Diciembre: El Coach Thomás Levremont, presenta su renuncia. Los M20 pierde con España 70-6.


Por Felipe Cáceres
para www.periodismo-rugby.cl

Comentarios

Entradas populares